KayserBetten GmbH & Co. KG

Titel Hannah

El modelo Hannah, más grande todavía

Espacio y seguridad ilimitados para su pequeño

De construcción extremadamente robusta, nuestra cama Hannah está concebida para niños muy intranquilos y/o que exigen mucha atención. En el caso de estos pequeños, no se trata sólo de darles todos los cuidados necesarios en la misma cama, sino más bien de garantizar un espacio seguro para evitar, por ejemplo, que puedan hacerse daño a sí mismos.

Sobre todo para niños que presentan importantes retrasos de desarrollo debido a deficiencias psicológicas, Hannah ofrece un valuoso apoyo. A menudo, la movilidad de estos niños está regida por la intranquilidad y la falta de coordinación. Para prevenirles de daños físicos, por ejemplo al salir involuntariamente de la cama, se han equipado los barrotes de Hannah con bordes protectores.

Asimismo, Hannah estimula y facilita la movilidad del niño, y responde así a las necesidades de aquellos niños que, a pesar de su enfermedad, poseen habilidad motriz suficiente para entrar y salir de la cama sin ayuda.

El diseño de Hannah, consagrado al mundo infantil, la convierte en un lugar para dormir y, a la vez, un rincón de juego. Los colorines y laterales transparentes activan la percepción visual del niño y estimulan su imaginación.

Hannah está disponible en 70 cm, 98 cm, 135 cm y 170 cm de altura.

El tipo estándar incorpora un lateral con cuatro puertas.

Por supuesto, puede variarse la altura y la estructura de la cama según las necesidades de nuestros clientes.

Fahne

Elija usted mismo entre un armazón con ajuste eléctrico de altura, somier estático o, en casos especiales, fondo de madera maciza. Un mecanismo exterior de seguridad evita que las puertas puedan abrirse, ni siquiera con violencia. También entregamos el colchón con una funda de piel artificial fija, si se requiere.

La altura regulable entre 47 cm y 87 cm permite pasar al niño de forma segura, cómoda y directa de la silla de ruedas o asiento a la cama. Además, su ergonomía facilita las tareas de asistencia. La cama resiste sin problemas un peso de hasta 150 kg, por lo que un adulto puede acostarse junto al niño si es necesario.

También en el caso de Hannah, KayserBetten le ofrece la posibilidad de variaciones especiales de acuerdo a sus deseos.


Buenos motivos hablan para Hannah

  • Cuatro alturas de puerta disponibles: 70 cm, 98 cm, 135 cm y 170 cm
  • Tres tamaños disponibles: 170/90 cm, 200/90 cm y 200/100 cm (modelo Hannah 170 sólo en 200/90 cm y 200/100 cm)
  • Un cerrojo especial evita que las puertas puedan abrirse por dentro
  • Se puede elegir entre diferentes tipos de armazón
  • Ajuste eléctrico de la altura que asegura las condiciones ergonómicas de las tareas de cuidado
  • Sus dimensiones interiores de 100/200 cm la convierten en un parquecito durante el día
  • Tratamiento de la madera según DIN 71-3 referente a la seguridad del juguete, resistente al sudor y a la saliva
  • Resistencia de hasta 150 kg de peso
  • Accesorios disponibles – por ejemplo, acolchado total o parcial de las paredes interiores o acristalado acrílico total o parcial de los barrotes
  • Construcción especialmente sólida que la hace robusta, segura y duradera
  • Se realizan también versiones adaptadas a las necesidades específicas del paciente